Dawn es una chica de catorce años a la que le apasiona el mundo de los caballos. Y entonces llegará un misterioso caballo con el que formará una maravillosa amistad y con él llegarán nuevas personas, y nuevas aventuras.

9 de mayo de 2011

Capítulo XIII.

A principios de febrero, un día normal, en una casa.
Han pasado dos días desde que la madre de Marina murió, hoy es su funeral.
Se pone unos pantalones negros y una camisa blanca, encima se pone su gabardina negra, y unos botines del mismo color. Parece una gótica. Odia ir con tanto color negro, pero tiene que respetar a la madre de su amiga.
Ya está lista, sale de la habitación y baja por las escaleras, su padre y su madre también, su hermano se ha ido. La madre de Dawn siempre ha sido amiga de la de Marina, y no puede faltar a su funeral.
Salen hacia el garaje y entran en el coche. Llegan en media hora. Allí están todos: Luis, Lola, Alan, Marina... todos. Cuánta gente quería a su madre. Y había razones de sobra: su madre era la dulzura personificada. No hay rastro de su padre, y no le extraña, es un cobarde.
Se acerca hacia sus amigos y le da un abrazo a Marina. El cura empieza a hablar. Está seria y callada, algo raro en ella, ya que suele hablar mucho y estar todo el rato sonriendo, por muy triste que esté, no le gusta trasmitir tristeza.
Mira a Luis, él también la mira. Está serio. No pueden sonreír de todas formas. Tiene ganas de gritar: “¡Ha sido él! ¡Aquel capullo a matado a Ana!” Pero se queda con las ganas.
El cura termina de hablar y Marina deja un ramo de flores sobre su tumba, empieza a sollozar, Dawn se acerca hacia ella.
-Marina, tranquila- dice Dawn mientras que la abraza.
-Es que... me doy cuenta... de que... dice entre sollozos-, algunas veces me he comportado como una niña tonta, me he enfadado con ella y me he comportado mal. Y...- toma aire- ahora sé, que nunca podré pedirle perdón: perdón por haberme portado mal, como una niña consentida, perdón por haberle hecho entristecer muchas veces...,  perdón por haber sido una mala hija. Y peor aún es que nunca voy a poder decirle: te quiero, mamá, te quiero un montón. Gracias por quererme, cuidarme, consolarme, pero sobre todo, gracias por ser mi madre- Marina no se ha dado cuenta, pero Dawn también está llorando, cómo sería una vida sin su madre, sin esa mujer que sacó adelante a ella y a su hermano cuando se divorció.
La gente empieza a llegar hacia la chica para darle el sentido pésame y Dawn se aleja.
Luis se acerca hacia ella.
-¿Qué tal está?
-Sigue muy mal, es un golpe muy fuerte en su vida, y no lo puede pasar sola- Dawn tiene la cabeza baja, y sigue llorando. Luis levanta su cabeza con su mano.
-Eh, no llores. Es un momento muy duro para todos, pero lo vamos a pasar juntos. ¿Vale?
-Tengo miedo.
-Los  miedos está para afrontarlos. Todo el mundo tiene miedo. Y tú, Dawn, eres una chica con una capacidad tremenda de superar sus miedos. Pero, si alguna vez temes algo, cualquier cosa, sabes que yo estaré aquí en cuanto me llames. Porque tú eres la razón por la que tengo fuerzas para afrontar cualquier miedo que sea- se abrazan, ninguno quiere soltarse, el tiempo se ha parado, y por un segundo todos los miedos y problemas de ambos desaparecen.
-Luis.
-¿Sí?
-Hagamos una promesa.
-¿Cuál?
-Sea cual sea los problema que tenga, estaré junto a ti. Pero, ¿me prometes que tú estarás conmigo?
-¿Yo, contigo? Hasta el infinito y más allá- se separan y Dawn sonríe a Luis.
La madre de la chica la llama, es la hora de irse, se despide de sus amigos y se van las dos en el coche.
-Mamá- dice cuando están ya en casa, su madre la escucha-. Gracias.
-¿Por qué?
-Pues por todo: por estar conmigo, por quererme, por ser la persona que más se ha preocupado por mí, por todo eso y más. Y siento que algunas veces me comporte mal. Te quiero, mamá, y siempre te querré.
Le da un abrazo a su madre.
-Mamá...  si alguien, hace algo malo, más bien terrible, pero le has dicho a una persona que le ha visto hacerlo que no ibas a decir nada..., pero puede hacerle daño toda su vida a la otra persona, ¿debes decirlo?
-Bueno, si va a afectar a su vida totalmente, sí se debería decirlo.
-Pero, ¿y si has hecho una promesa diciendo que no lo vas a decir?
-Hay veces, que aunque hayas hecho una importante promesa, la vida de la otra persona depende del camino que escojas: decirlo o no decirlo. Dawn, si hay algo que tú sabes y que has prometido no decir pero es muy importante, debes decirlo. ¿Qué ha pasado?-  aunque le cuesta, Dawn le cuenta todo: lo del padre de Marina, el juramento, todo lo que le dijo... Elena se queda perpleja. Convence a Dawn para que se lo diga a los Servicios Sociales. Llama por teléfono, se oyen unos pitidos, ¿está segura de que va a hacerlo? Es por el bien de Marina.
-Servicios Sociales, ¿dígame?
-Buenos días, desearía hacer una demanda...
……………………………………………………………………
Acaba de salir del funeral de su tía. Todavía no se lo puede creer. Ha muerto. Ella era como su segunda madre. Y Marina... Marina está destrozada. Nunca la había visto así. Marina es sonriente, simpática, optimista..., todo esto la ha cambiado.
Dawn ha estado ahí, todo el tiempo intentando animar a Marina, algo difícil en estos momentos.
-Oye, Alan- Luis se le acerca pro detrás-. Siento lo que le ha pasado a tu tía, y también a Marina.
-Sí, está siendo muy duro- y las cosas empeoran más aún, todo va mal. Parece que él ha traído los problemas.
-Mira, no se si empezamos con buen pie, pero, espero que seamos buenos amigos- Alan está de acuerdo. No quiere llevarse mal con un amigo de su prima. Los dos se van a sus casas. Al final se parecen más de lo que imaginaban. Alan entra en su casa.
-Nos vemos mañana.
-Adiós.
Lo que imaginaba se había cumplido: este lugar es especial. Marina, Lola, Luis, Dawn... ellos lo hacen especial. Porque ha conseguido encontrar algo que nunca había encontrado en ningún lugar: la amistad.
********************************************************
Bueno... aquí está. Ya sé que es corto, pero, puff... no sabéis lo que me ha costado hacerlo. Llevo una temporada en las nubes y super vaga. Ni siquiera tengo ganas de escribir este texto en violeta.. como suele ser. Pero ya volveré a estar cien por cien activa. Besos.

2 comentarios:

яєshu' dijo...

Me encanta!!!!!!! Te sigo0o0!!!
http://reshusblog.blogspot.com

pilikitty dijo...

CARMEN PUBLICAA POR FAAAAAAAAAAAA NO ME LEO PERO POR FA PUBLICA